Inicio - Poemas

Poemas para bodas de oro

Tradicionalmente se dice que no existe forma más romántica de expresar un sentimiento, literariamente hablando, que la que nos proporciona un poema. Por ello los poemas se nos presentan como una de las mejores alternativas para regalar en una boda de oro, a la hora de ser cariñosos, tiernos y originales con nuestros mayores. Por su parte, nada emocionará más a la pareja que la expresión artística de nuestros sentimientos, símbolo del amor puro que les profesamos.

Deseamos acompañaros en vuestra inspiración y en vuestro día de celebración en familia, gracias a nuestros poemas originales, escritos de manera exclusiva para nuestra página. Todo un lujo para regalar a los vuestros.

Poemas sobre el amor y el matrimonio

Debajo de tus alas estoy segura,
me siento querida y entendida.
A lo largo de los años me he sentido amada,
protegida,
consentida,
adorada.
Pero realmente debo confesar
que los momentos que mayor felicidad
fueron los momentos en los que te veía
y sabía que estabas feliz.
Tu felicidad es lo que siempre he necesitado.

Cuando dijiste que sí todo fue sentir
Tomamos el camino de la felicidad,
y lo que me daba fuerzas todos los días era tu claridad.
Elegimos ser uno
Eres mi todo, y un poquito más

Cincuenta años no son nada, cuando una pareja está de verdad enamorada.
Hoy cumplís medio siglo juntos, toda una vida llena de momentos intensos e inolvidables.
Nuestros mejores deseos en este día tan especial. ¡Felices bodas de oro!

Vuestro amor es tan sólido como una roca.
Tan vivo como el latir de un corazón.
Tan cálido como la llama de un fuego que nunca se apaga.
Tan verdadero como la noche y el día.
Tan necesario como la lluvia en primavera.
La vida se marchita, pero el amor es para siempre.
Felicidades por cincuenta años juntos.

Cuando te vi, supe que te quería a mi lado.
Cuando me dijiste que sí, la vida adquirió sentido.
Cuando te besé por primera vez, sentí un escalofrío.
Hoy, cinco décadas después, sólo puedo darte las gracias por haber compartido la vida conmigo.
Felicidades, amor mío.

Apenas fue ayer cuando besaste mi mano
Pero, tantos y tantos años han pasado…
Ahora es algo más cuanto te doy que esa mano
Es mi corazón, que sigue tan enamorado.

¿Cuál es el verdadero amor?, me preguntaba
Si tantas alegrías y desdichas hemos pasado…
Hoy ya sé cuál es el verdadero amor
El incondicional y duradero que tú siempre me has dado.

Anoche soñé que estabas tan hermosa y joven como cuando nos unimos
Allí estabas, a mi lado.
Hoy despierto y te veo tan hermosa, aun con el peso de los años que compartimos
Y gracias a Dios, sigues a mi lado.