Inicio - Frases - cortas

Frases cortas para aniversario de 50 años de matrimonio

Las bodas de oro son el momento más importante para una pareja. Tanto tiempo juntos y todavía pueden encontrar el amor en una mirada, un gesto o unas palabras bonitas. Esto es lo que encontrarás en esta sección: la inspiración para decir a tu pareja que después de cincuenta años le quieres más que el primer día.

¿Celebran tus padres, amigos o algún familiar las bodas de oro? ¿Por qué no buscas entre estos ejemplos para encontrar las palabras adecuadas con las que confirmar a ese matrimonio que son muy especiales? Recuerda que en el amor no solo importa lo que dices, sino cómo lo dices. Aquí encontrarás todo lo que buscas.

Ejemplos de frases corstas para bodas de oro:

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez...¡CINCUENTA! ¡Os deseamos que sigáis viviendo tanto como el que habéis vivido hasta ahora! ¡Felicidades por vuestras Bodas de Oro!

Con el paso de los años las flores se marchitan, los monumentos envejecen, las sueños se desvanecen...sin embargo vuestro amor continúa fuerte, bien anclado en vuestros corazones. Ciencuenta años compartidos os hacen más fuertes. ¡Felicidades!

Su operadora le informa de que si ha recibido ha sido agraciado con unos de los mayores premios que se pueden conseguir en la vida: ¡compartir ciencuenta años con esa persona especial! ¡Felicidades!

Enhorabuena por mantener un amor constante y sincero durante 50 años. Felicidades por ser un ejemplo de unión sólida que aguanta el paso del tiempo.

Si de alguna pareja que empieza me dijeran que cumplirían 50 años juntos pensaría que es imposible. Con vosotros nunca tuve duda, hicisteis de la locura la más bella realidad. Felicidades.

Llegar al 50 aniversario no es solo cuestión de salud. También es amor, constancia, confianza y superación. Vosotros habéis estado sobrado de todo eso ¡Felices Bodas de Oro!

Os mando 50 abrazos y 50 besazos por cada uno de los 50 añazos que cumplís. Y que sean muuuchos más. Os quiero.

Si todos los matrimonios del mundo fueran como el vuestro no habría tantas desgracias ni tristezas sino todo lo contrario. ¡Seguid así, felicidades!

Es un placer contar durante 50 años con un ejemplo tan fabuloso de amor, comprensión mutua y cariño incondicional. Que sean muchos más.