Inicio - Frases - bonitas

Frases bonitas para 50 años de matrimonio

Para una pareja, alcanzar las bodas de oro es un acontecimiento muy importante, muestra de la fortaleza de su unión. Sin duda merecen las felicitaciones y mejores deseos de quiénes les rodean.

Al expresar nuestras felicitaciones, no todos tenemos los mismos gustos. Pero, todos queremos hacer llegar a nuestros amigos o familiares las frases más bonitas, por originalidad, su romanticismo, o belleza al expresar nuestros deseos. Deseamos que se emocionen al percibir cómo compartimos su felicidad.

Todas esas frases originales y hermosas que estás buscando las puedes encontrar aquí. Textos para utilizar literalmente, tal y cómo están, o bien personalizarlos para encajar completamente con la personalidad de tus amigos o familiares.

Ejemplos de felicitaciones bonitas:

Quiero que estas palabras sirvan para dos cosas: la primera felicitaros por haber llegado hasta aquí. La segunda,para desearos que los que os quedan por delante sean, al menos, tan felices como los vividos. 50 años de pasión; 50 años de amor.

Miles de hombres han luchado creyendo que sería el oro lo que les daría la felicidad. Sin embargo, vostros nos habéis enseñado que compartir 50 años con la personas a la que amas es más valiosos que cualquier riqueza. ¡Felices Bodas de Oro!

Cuando os vemos no podemos dejar de sentir cierta envidia sana. Habéis logrado lo que no todo el mundo consigue. Habéis alcanzado la dicha y la felicidad, compartiendo vuestra vida con amor, pasión y serenidad. Cincuentas años juntos, repletos de amor. ¡Felices Bodas de Oro!

El verdadero significado de la riqueza y la felicidad se encuentra a tu lado. La sellamos con el primer beso y la hemos confirmada cada día por los últimos 50 años.

Hoy podemos estar felices de celebrar. Celebrar las victorias y las derrotas. Las tristezas y las alegrías. Podemos celebrar los momentos en los que no estuvimos de acuerdo y los momentos en que nos encontramos. Hoy es el día perfecto para celebrar todo lo que fuimos y lo que somos: ambos una misma alma, un mismo corazón, una misma historia, un mismo amor inmensurable.

El amor es una condición en la cual la felicidad de la pareja es absolutamente necesaria para la felicidad propia. Tu felicidad me ha dado toda la paz que necesito en mi vida. Hoy estoy feliz de haber compartido contigo por los 50 años más maravillosos que pude haber soñado.

Hoy es un día especial para todos nosotros: estamos viendo frente a nosotros al amor más puro y duradero. Juntos han disfrutado de momentos increíbles y especiales, de la misma forma que le han dado cara y han superado adversidades. Todas experiencias fortalecieron el matrimonio, uniéndolos cada vez más. ¡Felicitaciones profundas por este grandísimo logro!

No hay nada que les pueda desear ya que todo lo han logrado: lograron encontrar el amor y mantenerlo; lograron vivir juntos, apoyándose y amándose a cada momento; lograron superar todas las adversidades que se atravesaron en sus caminos. Lo único que les puedo desear es que su amor siga brillando y que se mantenga sano y fuerte por siempre.

Han pasado 50 desde que tomaron la decisión de unir sus vidas. Hoy en día vemos que se han mantenido fieles a sus promesas: sus corazones y sus almas se mantienen unidos, batallando cada día y disfrutando de los frutos de esta hermosísima relación. ¡Felicidades!

El oro no es solamente uno de los metales más fuertes, sino uno de los metales más brillantes, hermosos y elegantes. Así es el amor que veo entre ustedes dos: duradero, fuerte, maravilloso y especial. ¡Felicidades por superar todas las adversidades! Felicidades por haber encontrado el amor verdadero!

Imposible no sentir admiración por un matrimonio tan sólido y duradero. El amor verdadero siempre es difícil de encontrar. Pero ustedes, ustedes hacen que parezca sumamente natural. Felicidades por haberse mantenido unidos por todo este tiempo, 50 años, que se dicen rápido pero que son una vida entera.

Nos besamos ese día tan maravilloso y yo llegué a pensar, emocionado, que no habría ningún otro mejor en mi vida. Me equivoqué y es hoy cuando ha llegado ese día más feliz. En nuestro aniversario.

Nuestro amor perdura y crece con el tiempo como esos rosales que tanto te gustan. En cierta estación pierden las flores, pero con tanto cariño lo abonamos, que al final siempre florece.

Me has dado amor, compañía, hijos y ternura. Pensaba hoy, ¿qué más puedo pedir? Sí, ya lo sé: que sigas siempre a mi lado.